No dejes de ser tú

Por: Rosilú Estrada

En cualquier tipo de relación ya sea de amistad, de pareja o de trabajo es importante que no dejes la piel en ella. Es decir, las relaciones no pueden aplastar tu personalidad al grado que terminen por asfixiarte. 

No te cargues de las responsabilidades o le quites obligaciones a tus amistades o a tu pareja. Dentro de una relación sana cada quien tiene que hacer su rol así como desempeñar su papel, pasarte la vida resolviendo los problemas o dificultades de las personas que te rodean, te alejan de ti mismo(a) al grado de despersonalizarte y poner en riesgo tu autoestima. 

A continuación te doy unas recomendaciones para que no dejes de ser tú y vivas relaciones interpersonales sanas:

Tu responsabilidad eres tú:

La amistad y el amor se basan en la reciprocidad, lo cual es el equilibro en cualquier relación. Lo importante es estar alerta cuando esa relación te aleja de ti misma( o) poniendo como prioridad las necesidades o responsabilidades de los demás. Ayudar es importante pero no cargar sus rollos y menos a costa de desatender tus Asuntos. 

Prohibido el TENGO QUE :

Las relaciones que tienes en tu vida deben ser por amor y no por obligación, cuando antepones la palabra TENGO QUE acompañar a… Estamos hablando de que ya no estás disfrutando la relación que tienes y que te estás obligando a hacer tal o cual cosa, por o con la persona, pero ya no lo estás gozando. 

Pon límites:

Es de lo más sano ponerte y poner límites de esta manera sabes lo que quieres, lo que no quieres y lo que esperas de esa relación.  

Prioriza:

Tristemente nos han enseñado a pensar primero en los demás y luego en nosotros lo cual automáticamente nos deja en segundo plano. Recuerda: PRIMERO ÁMATE A TI MISMO Y DESPUÉS PODRÁS AMAR A LOS DEMÁS. 

Date un tiempo fuera :

Es justo, necesario y sano tener tu propia isla desierta, este es un espacio para estar en silencio contigo mismo, y descubrir tus deseos y necesidades. 

Algunas personas lo encuentran en la práctica del yoga, meditación, pintando, leyendo o escribiendo. 

Lo importante es que sepas que estás en este mundo para vivir, y compartir tu vida con la gente que te rodea y que tú les has dado un lugar en tu vida. Pero siempre desde la sana distancia. Sin cargar, solo acompañando. Quien necesite resolver problemas que busque ayuda espiritual o psicológica.

No estás solo si necesitas ayuda psicológica recuerda que cuentas conmigo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *