Origen de la Calavera Catrina

Por: Norma L. Domínguez

Por su importancia, tradición y origen, la ancestral celebración del Día de Muertos en México fue declarada por la UNESCO en 2003, parte esencial del Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad.

Dentro de toda la diversidad de elementos que forman parte de esta sincrética tradición popular, desde inicios del siglo XX, el personaje que le ha dado rostro a esta celebración es la imagen de la famosa calavera Catrina.

LA GARBANCERA

El creador de este singular personaje fue el grabador e ilustrador José Guadalupe Posada, a la que llamó “Calavera Garbancera”, como una crítica social a algunas mujeres de origen indígena que, siendo pobres, aparentaban un estatus económico y social que no correspondía a su condición.

Posada únicamente mostró el rostro sonriente de una calavera portando un enorme sombrero de flores como los que portaban las damas de la alta aristocracia durante el porfiriato, a las que apodaban “catrinas” y a sus adinerados esposos “catrines”.

OBRA MURAL

La calavera con cuerpo completo y sofisticación fue bautizada como “Catrina” por el pintor mexicano Diego Rivera en 1947, al incluirla en su famoso mural “Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central”, tomando como referencia a “La Garbancera” creada por Posada medio siglo antes.

La elegante Catrina es el personaje central de esta obra monumental, junto a su creador Posada que le tiende su brazo. Está acompañada al centro del mural de la pintora Frida Kahlo y del niño Diego Rivera a quien da la mano. 

El famoso y polémico mural fue instalado originalmente en el Hotel del Prado. Pesa 35 toneladas, mide 15 metros y fue movido de ese lugar debido al temblor de 1985 a su actual ubicación en el Museo Mural Diego Rivera.

LA MUERTE VIVA

En junio de 2015, a raíz del rodaje de la cinta “Spectre” del agente 007 James Bond en la Ciudad de México, hubo una revalorización y un cambio en la celebración a los Fieles Difuntos que impactó especialmente a las nuevas generaciones. A raíz de esta película, las autoridades capitalinas empezaron a hacer magnos desfiles cada año en los que no podía faltar la presencia de la glamorosa Catrina como reina de esta fiesta popular que convoca a miles de personas de México y el mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *