junio 14, 2024

Gustavo Chapa, el agüigüi

Es Gustavo Chapa Un hombre que, siempre busca la oportunidad para, además de hacer reír, dejar un mensaje de amor y unidad … como él mismo dice: Agüigüi!

En Sun Magazine buscamos a personas que inspiran, y en esta ocasión, encontramos a un show man. Un artista que en una misma presentación te puede provocar: la lagrima al reflexionar con temas de letras profundas, que lata tu corazón a prisa al ponerte romántico con canciones de amor o la carcajada fuerte con las anécdotas que comparte.

Regiomontano, nacido en una familia muy musical en la que papa era músico y mama cantante, así es que, de manera natural, descubre sus aptitudes para la guitarra, y la composición. Con música norteña arranca su carrera en 1984 y, a base de esfuerzo e intuición, hoy cuenta con más de 37 años en esta profesión que él mismo define como enriquecedora.

Ingeniero de formación, pero con rostro de galán

En una charla mañanera cuenta cómo, a través de los años, paso de disfrutar la interpretación de baladas románticas gracias a distintos concursos musicales, hasta llegar a las legendarias foto/novelas. Alguien las recuerda? Breves historias de amor y pasión que en los 80´s se plasmaban en una secuencia de imágenes en blanco y negro y se publicaban semanal o mensualmente.

El público marca la pauta, pero, conserva el estilo

Uno de sus primeros trabajos lo realizo junto al maestro de la comedia mexicana Adalberto Martínez Resortes y, de ahí en adelante, después de conocer a quien considera su padrino Paco Stanley, su talento le ha llevado a alternar con grandes figuras como José José, Camilo Sesto, Polo Polo y Jorge falcón, hasta llegar a adueñarse de los escenarios donde la gente busca divertirse. Y ahí es donde encuentra su mayor satisfacción. El lugar y el momento donde puede abarcar diferentes géneros en una misma noche.

 “Cada vez que me subo a un escenario no puedo evitar que la gente cante, se ría, o que hasta suspire alguna lagrima por ahí…provocar todas las emociones ya sea con canciones, con chistes con parodias, con poemas con comentarios con comicidad o tocando algún instrumento”

Momentos mágicos en el escenario

Gustavo, el Agüi güi, se declara siempre dispuesto a atender los gustos del público, pero sin caer en la agresión, defensor de la preparación y capacitación constante, para pulir los dones, pero abierto a transformarse y adaptarse para trascender en las épocas.

 “Yo disfruto a la gente… verla cantar, verla reír, verla pedir otra canción, verla de pie aplaudiendo, ese momento es mágico, ahí dices, si, estoy cansado, del viaje, pero con esto se paga; o traes problemas y ahí se olvidan en instantes y, después empiezas a recordar lo que fue el show y sabes que valió la pena”

Gustavo Chapa, el agüigüi

Nacer guapo pero no rico te hace trabajador

Esta carrera le ha dado la oportunidad de trabajar en diferentes partes del mundo y ha vivido experiencias de todo tipo, algunas veces conociendo el lado oscuro de las personas, pero otras disfrutando del lado humano y buen corazón. Y agradece la oportunidad de tener un público muy diverso y de donde han salido muy buenos amigos.

“Eh tenido miles de experiencias positivas, he encontrado verdaderos amigos; gente que se hermana contigo y que dice, somos mexicanos y tenemos que ayudarnos. Que dice mi hermano aquí está tu casa, el día que quieras llégale y es familia. En Arizona en Phoenix y en Tucson he encontrado amigos increíbles, en Douglas y me convenzo de que los mexicanos somos buenos”

Las medidas sanitarias por la pandemia por covid 19 significaron serias dificultades para el medio del espectáculo y según su experiencia, el manejo político y económico de la situación, además de la ignorancia de muchas personas, los llevaron a pasar meses sin trabajo; sin embargo, se abraza a su carácter y hace de una frase su estilo de vida “yo no espero que me llamen, yo hablo y me presento para hacer mi propuesta y lograr contratos”.

Gustavo Chapa, el Agüigüi abre y cierra sus shows con temas que dejan huella y en esta ocasión también cierra esta charla con una invitación: “Seguir viviendo incluso, con sacrificios, pero buscando hacer el bien a nuestras familias”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *