junio 14, 2024

Juegos Paralímpicos Tokio 2020

Por Magdiel Hernández

Con la ceremonia de inauguración de los Juegos Paralímpicos Tokio 2020, el 24 de agosto, arrancará una de las fiestas deportivas más esperadas por la comunidad internacional y un gran reto:

“Llevar a cabo los Juegos de Tokio como los mejores de todos los tiempos en términos de igualdad de género; a promocionar la igualdad de género en el campo del deporte; y a apoyar a mujeres que han sido en gran medida afectadas por la pandemia» de Covid-19.

Esa es la meta que pretende alcanzar el equipo integrado por el Gobierno de Japón, Comité Olímpico Internacional (COI), Comité Paralímpico Internacional (IPC), Comité Organizador de Tokio 2020 y Gobierno Metropolitano de Tokio (TMG), de acuerdo con el sitio oficial de los Juegos Paralímpicos Tokio 2020, en internet.

Además, el Gobierno Metropolitano de Tokio se ha comprometido a fomentar la conciencia pública sobre los derechos humanos a través de la promulgación de la “Ordenanza para la realización del concepto del respeto por los derechos humanos como está estipulado en la Carta Olímpica”.

En la ceremonia de clausura, el 5 de septiembre, también en el Estadio Olímpico de Tokio, sabremos si al equipo le alcanzó el esfuerzo para cruzar la meta. 

Por lo pronto armó un programa de competición innovador, con el que se asegurará una visibilidad igualitaria entre los eventos femeninos y los masculinos. 

Por primera vez, los 206 Comités Olímpicos Nacionales tendrán al menos una atleta mujer y un atleta hombre en sus respectivos equipos olímpicos.

Se animará a esos 206 comités y al Equipo Olímpico de Refugiados a contar con dos abanderados, una mujer y un hombre, en la Ceremonia de Apertura.

«El COI está comprometido con la igualdad de género en todas las áreas, desde los atletas -tanto dentro como fuera del campo- hasta los roles directivos o de liderazgo en las organizaciones deportivas», dice su Presidente del COI, Thomas Bach. 

«El Movimiento Olímpico está preparado para un nuevo hito: los primeros Juegos Olímpicos con paridad de género de la historia».

Por su parte, Andrew Parsons, Presidente del IPC, expresa que «la inclusión está en el centro de todo lo que hace el IPC».

“En menos de una década, aumentaremos el número de mujeres compitiendo en los Juegos Paralímpicos en un 18.7 por ciento respecto a Londres 2012. No nos dormiremos en los laureles, y continuaremos trabajando duro para aumentar la participación femenina en todos los Juegos Paralímpicos futuros hasta que lleguemos a la paridad de género».

En tanto la Presidenta de Tokio 2020, Hashimoto Seiko, subraya que «Tokio 2020 defiende la ‘Unidad en la Diversidad’ como un concepto importante para los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020. Decidimos hacer que fueran considerados como el punto de inflexión en la historia cuando se mire hacia atrás muchos años después».

Tokio 2020 celebrará las diferencias entre los seres humanos, y la inclusión hará que las personas sean aceptadas y respetadas independientemente de su edad, etnia, nacionalidad, género, orientación sexual, creencias religiosas o discapacidad intelectual o física.

Oxígeno al olimpismo

En 1948, Sir Ludwig Guttmann, un médico quien trabajaba en un hospital en Stoke Mandeville, Inglaterra, organizó una competencia de tiro con arco, como parte del programa de rehabilitación para veteranos de la Segunda Guerra Mundial quienes sufrían daños en la médula espinal. 

Esta fue la antesala de los Juegos Paralímpicos.

En 1952 la competición se convirtió en internacional y, desde los Juegos Olímpicos de Roma 1960, se ha celebrado en el mismo país anfitrión de la olimpiada. Desde los juegos de 1988 en Seúl se celebran poco después de los Juegos Olímpicos en los mismos recintos e instalaciones de estos.

Los atletas que participan hoy representan un espectro más amplio de discapacidades, de tal modo que los Juegos Paralímpicos se entienden ahora como los “Juegos Olímpicos Paralelos” o como “los otros” Juegos Olímpicos, movimiento que sigue en franco crecimiento.

Someity, poder sin límites

Someity es la mascota de los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020. Es un personaje cuyos superpoderes encarnan la dureza y la determinación de los atletas Paralímpicos. 

Su nombre proviene de «Someiyoshino», un tipo popular de flor de cerezo, y la frase «tan poderoso» (‘so mighty’ en inglés). La mascota puede mostrar una enorme fuerza mental y física, representando a los atletas Paralímpicos que superan los obstáculos y redefinen los límites de lo posible.

Comparte tu luz

«La llama Paralímpica es para todos. Genera la suma de la pasión de todos por los Juegos Paralímpicos».

Esta es la visión del Comité Paralímpico Internacional para el Relevo de la Antorcha Paralímpica.

La iluminación de la llama histórica se lleva a cabo en Stoke Mandeville, en el Reino Unido, el lugar de nacimiento de los Juegos Paralímpicos, y en varios lugares del país anfitrión. 

Se ha aprobado una llama digital para su uso en las redes sociales de internet. Las llamas encendidas en los distintos lugares se unen en la ciudad anfitriona para formar la antorcha Paralímpica.

El primer Relevo de la Antorcha Paralímpica se celebró en Seúl para los Juegos Paralímpicos de 1988.

El concepto «Share Your Light» (Comparte tu luz), del Relevo de la Antorcha Paralímpica de Tokio 2020, expresa el sentimiento de que la luz emitida por estos nuevos encuentros se fusionará para iluminar una sociedad en la que las personas vivan en armonía y cooperen mutuamente. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *