abril 21, 2024

Viaje al espacio

La ciencia y ficción nos ha alcanzado desde hace varios años y este año, tocó el turno para el “turismo espacial”, un sueño hecho realidad para tres visionarios: Jeff Bezos, Richard Branson y Elon Musk.

Pero la historia de esta nueva industria millonaria inició hace 20 años cuando Dennis Tito, millonario estadounidense llegó a la Estación Espacial Internacional (EEI) a unos 400 kilómetros de altura, a través de un cohete ruso Soyuz el 30 de abril de 2001, convirtiéndose en el primer turista espacial del mundo. La compañía estadounidense Space Adventures ha organizado desde entonces otros siete viajes similares al de Tito.

En la nueva industria del turismo espacial, la oferta de “Blue Origin” (la empresa de Jeff Bezos, el creador de Amazon), costó más de 2 millones de dólares por plaza, la cual se puede calificar como la oferta de superlujo para un viaje espacial muy corto. 

En contraste, la empresa “Virgin Galactic” de Richard Branson, ofrece paquetes muy similares pero a una décima parte de el costo de Blue Origin (unos 200 mil dólares por plaza). Branson había creado previamente la aerolínea de bajo coste “Virgin Atlantic”, que operó con éxito sus vuelos trasatlánticos, pero los últimos 10 años sus resultados entraron en números rojos, hasta que la pandemia acabó de hundirla. Sin embargo, el visionario ya estaba embarcado con sus planes galácticos.

Mientras tanto, “Space X”, la compañía de Elon Musk, lleva años de ventaja a sus competidores. La recuperación de sus cohetes se ha convertido en rutina. Alguno ha volado ya ocho veces, con lo que el coste de cada misión se reduce proporcionalmente. Y ahora está ensayando su nueva joya, el Starship, que algún día volará a la Luna y quizá a Marte.

La NASA ha confirmado el contrato adjudicado a Space X para utilizar una variante del Starship como vehículo de descenso hasta la superficie de la Luna. Ahí, de momento, no irán turistas. Pero sí alrededor del satélite. 

Musk tiene una reserva en firme para un vuelo de ida y vuelta a la Luna, sin aterrizar: Yusaku Maezawa, un empresario japonés cuya fortuna se estima en unos 2 mil millones de dólares. “Space Adventures”, la empresa comercial que coordina estas actividades, factura 150 millones de dólares por asiento y ha asegurado que llevará a la Luna al magnate japonés Yusaku Maezawa en 2023. Antes, a partir de septiembre de 2021, Space X tiene prevista una misión de unos días orbitando la Tierra con el multimillonario estadounidense Jared Isaacman.

El magnate Jeff Bezos, acompañado por su hermano Mark, la pionera Wally Funk y el joven Oliver Daemen, ha completado hoy un vuelo de poco más de 10 minutos, pero que servirá para cumplir su objetivo personal y comercial: viajar al espacio con su propia nave. 

En esos pocos minutos, han superado la barrera de los 100 kilómetros de altura, la frontera espacial, y han quedado durante cuatro minutos en situación de ingravidez antes de regresar a la Tierra. 

Todo esto no supone un gran hito en la historia de la astronáutica, pero sin duda es un paso importante en el ámbito del turismo espacial: ha sido el primer vuelo no pilotado y con una tripulación totalmente civil. “El mejor día de mi vida”, se ha escuchado a Bezos gritar al tomar tierra con su cápsula, antes de que corriera el champán.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Privacy Preference Center

Strictly Necessary

These cookies are essential for websites built on Wordpress to perform their basic functions. These include those required to allow registered users to authenticate and perform account related functions.

wordpress_test_cookie, wordpress_{hash}, wordpress_logged_in_{hash}, wp-settings-{user_id}, wp_sharing_{id}

Close your account?

Your account will be closed and all data will be permanently deleted and cannot be recovered. Are you sure?