¿Qué harás ahora que abran la frontera Arizona-Sonora?

Por: Yosin Barreras

¿Qué vas a hacer ahora que reabrirán las fronteras de nuevo a visitantes no esenciales? ¿Cuál es tu plan? ¿A dónde vas a ir? ¿Qué vas a comprar? ¿A quién vas a visitar? ¿Ya estás vacunado?

Después de casi 19 meses de haber restringido la entrada a Estados Unidos por las fronteras terrestres de México y Canadá debido a la pandemia de COVID-19, el próximo ocho de noviembre se permitirá el acceso a la unión americana para actividades no esenciales.

La medida fue anunciada el mes pasado por el Gobierno de Estados Unidos y la Secretaría de Relaciones Exteriores de México y aplica para los viajes no esenciales vía terrestre, aérea y marítima, con el único requisito de que las personas hayan completado su esquema de vacunación contra el Covid-19, pero con las vacunas autorizadas por la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos).

La medida aplica para las personas que hayan completado su esquema de vacunación con las vacunas aprobadas por la FDA, que son:

-Pfizer-BioNTech, Moderna y Janssen (Johnson & Johnson), aprobadas para uso de emergencia.

-AstraZeneca-Covishield, Sinovac, y Sinopharm, que tienen la aprobación de la OMS (Organización Mundial de la Salud).

Respecto a quienes han sido inoculados con otra marca de vacunas no contempladas por las autoridades norteamericanas, los funcionarios del Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) siguen debatiendo si podrán o no ingresar el país.

MENORES DE EDAD PODRÁN CRUZAR

Las medidas contemplan que los menores de edad, estén o no vacunados podrán ingresar acompañados de adultos vacunados.

REQUISITOS PARA VISITANTES ESENCIALES

Además, quienes tuvieron permitido el cruce terrestre durante la pandemia, también deberán mostrar prueba de vacunación, pero a partir de enero. De esta manera, quienes aún no se han vacunado, pueden ajustarse a las nuevas reglas del cruce fronterizo, entre ellos:

Los viajeros considerados esenciales son: residentes, trabajadores, personas que estudian en Estados Unidos, ciudadanos que viajan para recibir atención médica, diplomáticos y militares.

IMPACTO ECONÓMICO POSITIVO, MÁS PARA EUA

Aunque México nunca cerró las fronteras al cruce de ciudadanos norteamericanos, la reapertura también volverá a reunir a vecinos y parientes que desde marzo de 2020 quedaron separados por las restricciones de la pandemia.

Pero además, la reapertura de la frontera llega como una gran noticia en el mejor momento, especialmente para el tan golpeado comercio fronterizo de Estados Unidos, pues se acerca la mejor temporada del año que inicia con el “día del pavo”, “el viernes negro” y en especial, la temporada navideña.

Y es una gran noticia para las tiendas de autoservicio, departamentales, restaurantes, y gasolineras; pero también para las ciudades fronterizas que han estado perdiendo dinero en forma de impuesto sobre las ventas, pues antes de la pandemia más de 650 mil personas cruzaban diariamente por los cruces legales de la frontera sur de Estados Unidos.

Para darnos una idea de las afectaciones en las ciudades fronterizas, datos de 2019 señalan que en Nogales, Arizona, casi 70 por ciento de los impuestos sobre las ventas eran de compradores mexicanos y en Douglas, 80 por ciento de los impuestos de ventas eran de visitantes de México.

PROCEDIMIENTOS PARA EL CRUCE

Durante el cruce fronterizo las personas podrán ser interrogadas sobre su estatus de vacunación por los funcionarios de aduanas y protección fronteriza antes de que se les permita ingresar a Estados Unidos.

Los oficiales pueden según su criterio hacer que los viajeros se sometan a una revisión secundaria para comprobar sus documentos que acrediten que han sido inoculados con las vacunas autorizadas por la FDA, han indicado respecto a los viajeros que visiten el país por aire se ha informado que también deberán mostrar su prueba de vacunación y un examen de coronavirus con resultado negativo para ingresar a Estados Unidos.

La prueba de resultado negativo contra el COVID-19 no será un requisito para quienes crucen la frontera terrestre, y es importante señalar también que para CDC consideran que las personas están completamente inoculadas, después de dos semanas de recibir una segunda dosis de las vacunas autorizadas.

LA REAPERTURA NO SIGNIFICA EL FIN DE LA PANDEMIA

La reapertura del cruce fronterizo para actividades no esenciales, ha sido posible al esfuerzo que han hecho los gobiernos de Estados Unidos y México para avanzar en el proceso de vacunación, pese a la aparición de nuevas cepas y la resistencia de ciertos segmentos de la población a ser vacunados.

En el caso de México, el gobierno de Andrés Manual López Obrador, ha puesto atención especial en la región norte, pero también en el resto del país para que los promedios de vacunación sean muy elevados, incluso, compatibles con los que tienen en Estados Unidos, aseguró el secretario de Relaciones Exteriores Marcelo Ebrard y destacó que estamos en un escenario donde “la base de la movilidad global va a ser la vacunación”.

Por su parte, Alejandro N. Mayorkas, Secretario de Seguridad Interior de Estados Unidos, tras anunciar la reapertura destacó que “los viajes transfronterizos crean  una significante actividad económica en nuestras comunidades fronterizas y benefician nuestra economía en la frontera, estamos contentos de dar estos pasos para reanudar los viajes regulares en una manera segura y sustentable”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *