junio 14, 2024

De amor… y corazones rotos

Por: Sandra Luz Galaz

“Venimos al mundo a amar y que nos amen -pero a amar y a amarnos bien-, pero si nos damos cuenta de que no es así, hay que encender las alertas y salir corriendo, porque no merecemos sufrir y tampoco padecer el síndrome del corazón roto”, asegura nuestra amiga y colaboradora de Sun Magazine Arizona, Rosilú Estrada. 

Y es que aprovechando este ambiente del mes de febrero, “mes del amor y la amistad”, quisimos abordar el tema con ella porque es una reconocida psicoterapeuta, coach de vida reconocida y conferencista, especialista en adolescentes y parejas. Y porque en sus redes no se anda con curitas, su contundencia es evidente sobre el amor y el desamor…

 El amor es un sentimiento positivo que nos llena de alegría, nos aclara, pero es cuando estamos en la etapa del enamoramiento (que dura de dos a cuatro meses hasta tres o cuatro años) cuando liberamos nuestras hormonas de la felicidad como la serotonina y oxitocina. 

Pero puede pasar, agrega, que en nuestro cerebro y en nuestro corazón esto termine o, peor aún, se transforme en algo tóxico o negativo; entonces, al hablar de amor, hay que hablar de la contraparte: el desamor.

Con más de 20 años de experiencia en terapias tanto en hospitales como en consulta privada y, ahora en sesiones internacionales online, Rosilú deja correr el reloj y con toda la disposición responde a cada una de nuestras preguntas. 

La primera, la básica: ¿Cómo aprendemos a amar?

A amar aprendemos desde casa…. Hay una educación amatoria. Los papás enseñamos a nuestros hijos a amarse primero y a amar, con el ejemplo. Si en casa los papás no se besan, no se abrazan, no expresan su amor con palabras, se trata de personas frías, que no expresan su amor entre parejas y tampoco hacia los hijos. Obviamente los hijos van a crecer con la idea e imagen, de una pareja fría, que no expresa cariño y al encontrarse a una persona cariñosa, expresiva, donde sí hubo abrazo y apapacho, las cosas no funcionan.”

Así es que es momento de preguntarnos ¿Qué está pasando en casa? De fijarnos si hay omisión, si no hay besos, abrazos ni apapachos, si hay frialdad o si hay excesiva ternura, que tampoco es bueno.

¿Por qué es tan importante el primer amor?

Actualmente los chavos nos pueden dar lecciones de todo, pero en todas las épocas los adolescentes en situación de salud mental normal, siempre van a identificarse y buscarán agradar a otra persona… el problema es cuando vemos a un chico o chica que no lo hacen, que se están quedando cortos, que se introyectan o se aíslan, es ahí donde tenemos que poner ojo, es necesario ver qué está pasando, porque detrás de esto, hay alguien muy inseguro que no tiene bases en relaciones personales y está expuesto incluso, al abuso emocional, físico, psicológico y sexual.

Esta primera relación nos ayuda a crecer y marca la manera cómo nos  vinculamos con otras personas. Puede ser una experiencia enriquecedora o traumática, por ello, hay que buscar ayuda terapéutica.

¿Puede terminarse el amor?

Claro y más cuando la pareja no va creciendo junta…. Cuando dos personas se unen, y más si son muy jóvenes, las metas pueden ser completamente diferentes y, si no van avanzando, lo podemos ver desde el físico, cuando se casaron a lo mejor estaban delgados, eran animosos y de repente engordaron, no son exitosos, les va mal… Ahí te puedes dar cuenta, sin mucha terapia, que esa pareja no va prosperando… le rascas tantito y ves que tienen muchas desavenencias, desacuerdos.

Cuando ves a una pareja que va avanzando, se trata de personas que van creciendo de forma individual primero, porque para ser pareja, primero tenemos que ser individuos y saber lo que sí queremos y lo que no queremos….”

¿Se puede amar más?  O ¿Cómo mantener la llama?  

Cómo amar más… primero ámate a ti. Esa es ley de vida. Hay muchas parejas que vienen buscando ayuda porque buscan cómo satisfacer al otro, pero están super pobres en el amor propio… El amor es admiración y eso es ley… te admiran por tu físico o porque eres muy “fregón” en lo que haces… Uno de los pilares del amor es la admiración y, si tú como ser humano eres una persona que está en constante crecimiento, siempre vas a brillar y, obviamente, tu pareja te va a admirar, pero, si eres una persona que, por llenar las necesidades del otro se olvida de sí mismo, en cuestiones de su físico, de su imagen, pierde su seguridad -que es algo que embellece a una persona-, por ejemplo. 

Qué bueno que busquemos ingredientes para que la relación sea más chispeante, para seducir a la pareja, pero, de verdad, lo que siempre va a durar, es que te ames tú, para que el otro vea que te amas tanto, (no en el plano narcisista ni egocéntrico, sino en este amor sano) que diga tu pareja que se siente orgulloso de una persona guapa, inteligente, poderosa que sabe qué lugar tiene en su relación de pareja.

¿Cómo avivar el fuego?

Si hablamos de cómo encender la chispa, yo creo que estaría padrísimo poderle preguntar a tu pareja qué le gusta… no a todas las personas nos gustan las mismas cosas, por eso no doy una receta. Además, hay que entender que, con el paso del tiempo, vamos cambiando y, si no vamos conociendo nuestros propios cambios y los de nuestra pareja, nos vamos a quedar sin pareja.

¿El sexo cibernético es infidelidad?

¡Claro! Decir: “no ando con nadie, no tengo una amante”, pero estoy teniendo sexo por internet con otra personas, eso es engañar a la mente, es un engaño totalmente. Es muy triste que vivamos en una sociedad tan llena de sexo y tan falta de amor.

¿El amor puede ser eterno?

El amor puro, si va acompañado de la relación sexual placentera y de otros ingredientes sí. Para que pueda durar, no nada más se basa en la libido o relación sexual o nada más en lo físico, el amor puro, de muchos años, donde de verdad no se quedaron por los hijos, es así, porque se transformó. Obvio, todos los ingredientes son necesarios, como la relación sexual placentera, el que vayas creciendo como individuo, el tener amistades propias y amistades en común, pero, definitivamente, para que sean esas relaciones como eran antes, el amor debe transformarse.

¿Siempre debemos vivir en modo amor?

Venimos al mundo a amar y ser amados, pero hay momentos en los que el amor de pareja se va de vacaciones. Si decides terminar una relación tóxica, donde ya no eres feliz, entonces, yo digo, son unas vacaciones… 

Es cierto que un clavo saca a otro clavo, pero, debes tomar terapia o coaching, para saber qué te dejó esa relación y cómo atraer a tu vida algo o a alguien más parecido a lo que tú quieres y también a lo que ya no quieres… 

Entonces, no necesariamente tenemos que estar enamorados de alguien siempre… creo que cuando hablamos de soledad, esta es padrísima, lo malo es la desolación y, esta se puede sentir incluso, aunque vivas en pareja o con tu familia.

Se vale decir: ya no estoy enamorada, ya no te amo como pareja, te quiero porque eres la mamá o el papá de mis hijos y se vale decir: ya no siento más que cariño… puede ser más doloroso pero esta sinceridad hace crecer a la persona.

¿Cuándo ir a terapia?

La terapia psicológica es muy buena, pero cuando tienes un coach que es psicoterapeuta, es mucho mejor, porque trabajas antecedentes de tu situación y puedes hacer cambios en la actualidad y para el futuro… te ayudan a tomar decisiones, porque se trata de un acompañamiento. 

No deciden por el paciente, pero lo llevan a cambios rápidos. Se pueden buscar en momentos en los que traes depresión, ansiedad generalizada y un coach puede intervenir, cuando se necesita, incluso en tu casa, en situaciones de ludopatía, adicciones, depresiones profundas. La mayoría de los pacientes buscan ayuda por voluntad propia, pero, a muchos otros se les ayuda, después de que la familia o alguien cercano interviene.

¿Cuál es la contraparte de corazón roto?

Un corazón lleno de amor, de romanticismo, te brinda incluso salud… el liberar dopamina, serotonina u oxitocina te dan ganas de hacer más cosas, de cuidarte, de dar tu 100 por ciento en tu trabajo, te da salud física. Estar en una relación tóxica o rota, te enferma y si aún así sigues, el cuerpo puede hablar y llega el cáncer, psoriasis, problemas de autoinmunidad.

Como en toda sesión terapéutica, sonó la alarma que indica el fin de la charla con nuestra coach. Por supuesto que se quedan preguntas en la lista, pero le pedimos compartir un mensaje para quienes leen este espacio:

“Vivir en pareja es bonito, pero si no tienes pareja no pasa nada… cuando te aprendes a amar tienes un enamoramiento que dura para toda la vida… No tiene nadie que venir a reforzarte que vales la pena… si hoy te sientes con esa carencia de amor propio ¡busca ayuda!

El amor propio es básico para que llegue a tu vida alguien que tú merezcas… si no, vas a elegir mal y vas a ir de desamor en desamor y lo peor que te puedes permitir es darle permiso a alguien que juegue con tu corazón.

Febrero o diciembre, con o sin pareja, mantener relaciones sanas no es cuestión de suerte, es cuestión de amar con el cerebro, de una manera consciente, para que no rompan nuestro corazón ni dañemos el de otras personas”.

´El amor es la alegría de los buenos, la reflexión de los sabios, el asombro de los incrédulos´ – Platón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *