junio 14, 2024

Alejandra Ambrosi, la madre de Vicente Fernández en El último rey

Por Brisa Granados / Fotos cortesía Book Agency

Soy tu fan, Las Trampas del deseo, Preso No.1, Por siempre Joan Sebastián y recientemente Luis Miguel, la serie, son algunos de los proyectos en los que, la actriz de 34 años, ha impactado por ser tan  camaleónica. Además, es apasionada del canto y toca el ukulele. 

Uno de los papeles que más han marcado la vida de Alejandra es Karla Villegas, la odiada abogada de Luis Miguel, la serie, quien no tuvo escrúpulos para, junto a Patricio Robles (Juan Pablo Cruz), dejar en la ruina a “El Sol de México”.

Alejandra Ambrosi es pareja del publicista Sebastián Tonda, ellos fueron novios en la universidad, terminaron y años después la vida los volvió a unir, ahora conformaron una “modern family”, integrada también por Olivia, la hija de ella y Mar, hija de él.

La actriz es embajadora de “Home Learning”, proyecto creado durante la pandemia con el fin de apoyar la educación de calidad de los niños, a distancia y presencial, Ambrosi se involucra en investigar sobre temas de interés para familias, desarrollarlos, grabar videos y compartir experiencias con otros padres de familia.

En marzo pasado se estrenó la serie El último rey, basada en la biografía no autorizada de Vicente Fernández, escrita por la periodista Olga Wornat. La familia del “Charro de Huentitán”, como se le conocía de cariño al cantante, se opuso en todo momento a su transmisión y a pesar de ello, logró que 29 millones de personas vieran cada capítulo, una cifra realmente sorprendente.

En El último rey, Ale interpreta a Doña Paula, madre del artista fallecido en diciembre del 2021. “Trabajé con un coach actoral, se llama Ortos Soyuz y me encantó porque me ayudó a entrar en contexto, en la época, a comprender que, de entrada, Doña Paula vivió en otra época.  A no juzgar a mi personaje, porque siendo mujer y mamá, me costó comprender por qué aguantó una vida tan difícil, tanto maltrato de su esposo alcohólico, por qué era la típica mujer sumisa mexicana, que aguantaba y aguantaba. Y aunque hoy en día estamos cambiando ese paradigma y modelo, antes las mujeres pensaban y actuaban distinto”, asegura la Ambrosi.

La historia se desarrolla en Huentitán Jalisco, en la época de los 40, con una familia humilde como eje, llena de carencias. Alejandra vio muchas entrevistas de Vicente Fernández para comprender la forma de ser de Doña Paula… “Me ayudó mucho porque hablaba muy seguido de su madre. Todas las mamás son importantes para sus hijos, pero en el caso de Vicente más, ella le sembró la semilla de la música y de creer en él, lo alentó a luchar hasta las últimas consecuencias por sus sueños”, comparte la actriz.

Al empaparse tanto de la vida de Vicente, Alejandra pudo imaginarse a Doña Paula, tarea complicada pues no hay muchos registros físicos de su existencia. “Me parece una figura sumamente inspiradora, porque a pesar de sus carencias y de la época, lo alentó, le compró su primera guitarra, lo llevó al cine a ver las películas de Pedro Infante (ídolo de Chente) y cantaban juntos en las tardes”.

Macho sí, talentoso también

Antes de conocer la historia de Vicente a profundidad Ale Ambrosi disfrutaba su música, pero lo veía como un personaje anacrónico, un típico macho mexicano. “Algo así como el hombre que todas las puede, mujeriego, macho y eso chocaba un poco con lo que somos las mujeres hoy en día, que luchamos por la igualdad. Y sí cambió mi visión, no que dejara de verlo como macho pero ya no lo juzgo desde ahí, trato de entender por qué era como era, tomando en cuenta cómo eran sus padres, de dónde vino, cómo creció, que después de la muerte de su padre tuvo que sacar adelante a sus hermanas y madre. Sí tuvo una vida muy difícil y antes de poner etiquetas a las personas hay que entender por qué son de cierta manera”.

A la intérprete le parece muy loable la preocupación de Vicente Fernández, su labor para que la música mexicana no muriera y el amor que tenía por la gente que lo seguía. “De repente iban fanáticos a verlo afuera del Rancho de Los Tres potrillos, él salía, se tomaba fotos con ellos y les cantaba, eso me parece increíble”, dice.

Sobre el escándalo que se generó alrededor de la serie y el descontento de la familia Fernández por la transmisión de la serie, sobre todo de Doña Cuquita, esposa del artista, la actriz es firme en expresar: “La historia es un enfoque, un punto de vista que vale la pena ver. En gustos se rompen géneros. La historia de Vicente tiene mucha tela de dónde cortar, se puede contar desde muchos puntos de vista. Nuestro esfuerzo como talento y equipo es sumar, no restar”.

Alejandra tiene una participación especial en una nueva serie de Netflix en la que actúa al lado de Luis Gerardo Méndez, pero aún no está autorizada a revelar mucho. “No puedo adelantar demasiado porque Netflix es muy reservado con sus estrenos, pero espero que se estrene antes de finalizar el año, estoy muy emocionada con este proyecto.

Sigue a Alejandra Ambrosi en Instagram: @laambrosi

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *