La vacuna contra el Covid 19 sí sirve

Por: Sun Magazine

Los contagios por COVID-19 están incrementando en Estados Unidos, con 155 mil 894 nuevos contagios reportados de media cada día. Esto representa un 62 por ciento del pico respecto a la media más alta reportada en siete de enero del 2021, reportó la agencia Reuters el pasado 28 de agosto.

Y si bien la enfermad ha sido menos letal, con menos de 3 mil fallecidos por semana frente a más de 20 mil hace unos meses, la propagación de la variante delta del virus SARS-CoV-2 está fuera de control en algunos estados.

Hasta agosto 18 del presente año ha habido 37 millones 335 mil 868 contagios y 623 mil 998 muertes relacionadas con el coronavirus en el país desde que comenzó la pandemia. La variante Delta supone el 83 por ciento de los nuevos contagios.

La advertencia viene de Anthony Fauci, el asesor de la Casa Blanca en enfermedades infecciosas, quien prevé un recrudecimiento de los casos de covid-19 en el país si no se toman medidas correctivas.

Y es que en la última semana de junio el país registró unos 92 mil nuevos casos; pero en la última semana de agosto la cifra superó los 500 mil contagios confirmados.

Vivek Murthy, cirujano general y jefe del Cuerpo Comisionado del Servicio de Salud Pública,

RECHAZO A VACUNARSE

Uno de los países con más acceso y disponibilidad de vacunas, sufre por la nueva aceleración de contagios debido a la variante Delta, que se expande especialmente entre la población no inmunizada. El Presidente, Joe Biden, mostró su preocupación por el alto porcentaje de residentes que rechazan vacunarse y culpó de ello a la desinformación. 

Dos tercios de los condados de Estados Unidos tienen solamente un 40 por ciento de su población vacunada, lo que favorece un fuerte aumento de los contagios de la variante Delta.

Sin embargo, el doctor y asesor principal del gobierno, Anthony Fauci, otorgó ante el Senado un dato alentador. Frente a la variante, las vacunas siguen siendo efectivas en más de un 90 por ciento a la hora de prevenir hospitalizaciones y muertes por Covid-19. 

El problema está en que un amplio sector de la población estadounidense no quiere vacunarse. Los datos del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés), confirman que el porcentaje de casos nuevos de Covid-19 provocados por la variante Delta es superior al 83 por ciento en las zonas del país con unas tasas de vacunación menores.

«Lo más descorazonador es que la mayoría de estas muertes podrían prevenirse con una simple vacuna, que es segura y está disponible», lamentó La directora del CDC, Rochelle Walensky.

La directora del CDC recordó que menos del 40 % de los residentes «en casi dos tercios de los condados» de Estados Unidos están vacunados, lo que «permite la rápida expansión de la variante Delta».

Ese rechazo a protegerse del Covid-19 con fármacos inmunizadores hizo que Walensky advirtiera que el país sufre una «pandemia de personas no vacunadas». El 99 % de los decesos por el virus registrados en las últimas semanas sucedieron en personas no inmunizadas. 

El sur la zona con más contagios en el USA

Las estadísticas de contagios y hospitalizaciones en la Unión Americana especialmente en el sur van en aumento muy preocupante rompiendo récords más de cien mil contagios diarios y analistas estiman que llegará a 200 mil, debido a la variante Delta, en donde los estados del sur son los más afectados.

“Donde haya una vacunación baja veremos un aumento pronunciado del virus”, indicó el médico Peter Hotez, quien calificó de alarmante la cifra de más de cien mil contagios diarios registrados en los EUA.

Alertó que la apertura de las escuelas será un acelerador de la propagación del Covid-19 porque muchos niños y el personal que ahí labora aún no se han aplicado la vacuna.

Ante esta nueva variante se analiza la decisión de una vacuna de refuerzo como lo están haciendo en Israel y otras naciones, aunque también aquí ha surgido la polémica de que antes de una tercera dosis, primero se debe completar el esquema completo a la mayor parte del mundo, especialmente en los países pobres.

Los expertos señalan que las vacunas previenen la enfermedad para que no lleguen a la hospitalización si se contagian pero no evita la transmisión.

¿Por qué no se vacunan? 

“Debí haberme vacunado, estar en esta situación es difícil”, lamenta Héctor Olmos intubado en un hospital de Los Ángeles, CA. Como él miles de pacientes se encuentran en nosocomios públicos o privados del país norteamericano.

Si no te vacunas la variante Delta te encontrará advierte el Dr. Carlos del Río, de la Universidad de Emory, en Atlanta, quien afirma que la inoculación protege de la muerte y de síntomas graves.

Y es que más del 95 por cientode las personas hospitalizadas actualmente son las no vacunadas, no obstante ser el país que más dotaciones tiene y pero también es en el que más personas no se quieren vacunar.

“Para vacunar a toda la población lo que se requiere son mandatos. Dentro de poco las compañías y organizaciones exigirán estar vacunados para trabajar o participar en sus actividades”, anticipó el galeno.

Por su parte el infectólogo Carlos Pérez, de la Universidad Nacional de Colombia, indicó que para lograr una inmunidad colectiva se requiere vacunar al 85 o 90 % de la población mundial.

La “protección de rebaño” no se da en una ciudad, un país o un continente, tiene que ser a nivel mundial, por eso antes que una tercera dosis primero debemos aplicar el primer esquema todo el mundo, demandó.

Las cifras de contagios aumentan porque mientras el virus inicial podía contagiar a una o dos personas la variante Delta contagia de 5 a 8 personas aunque estén vacunadas.

Ducey en contra de la obligatoriedad

En Arizona actualmente hay un debate entre el gobernador Doug Ducey, que emite una orden ejecutiva para que no se use la vacuna como discriminación, mientras que el gobierno local de Tucson por ejemplo insiste en que debe ser obligatoria al menos en dependencias de gobierno.

Lo mismo sucede en otros estados como Florida donde está el epicentro, pero los hospitales al verse ya al 85% de su capacidad han tomado la decisión de que todo el personal debe estar vacunado.

En Arizona se tiene un registro hasta el 18 de agosto del presente año de más de 976 mil contagios y 18, 508 decesos a causa de esta pandemia, según The New York Times.

Ducey emitió el pasado 16 de agosto una Orden Ejecutiva que en resumen resalta que la ley estatal no permite a los gobiernos locales exigir vacunarse. Refuerza la aplicación de los mandatos de vacunas y garantiza que los empleados de un gobierno local puedan usar la licencia por enfermedad ganada debido a la exposición al COVID-19.

«Alentamos a todos los arizonenses a que se vacunen; es segura, efectiva y gratuita», dijo el gobernador Ducey. «Pero conseguirlo es una elección personal y no permitiremos la discriminación basada en el estado de vacunación. La orden de hoy se basa en nuestros esfuerzos para proteger a los arizonenses de mandatos excesivos que obstaculizan su libertad para elegir lo mejor para su salud».

Específicamente, la Orden Ejecutiva del Gobernador establece:

• Cualquier funcionario del condado, ciudad, pueblo o subdivisión política que implemente un mandato de vacuna en contra de las autoridades descritas en esta orden, está en violación de A.R.S. 36-114 y 36-184 y tales acciones se castigan con un delito menor de clase 3 y están sujetas a acciones legales por parte de individuos por violación de sus derechos bajo la ley de Arizona; y

• Cualquier funcionario del condado, ciudad, pueblo o subdivisión política que no proporcione licencia por enfermedad ganada a un empleado si se recomienda que el empleado se quede en casa debido a la exposición al COVID-19, está violando la Ley de Salarios Justos y Familias Saludables y las personas pueden emprender acciones de conformidad con la ley en los tribunales o por conducto de la Comisión Industrial.

La orden de hoy es consistente con el Proyecto de Ley del Senado 1824, legislación firmada por el Gobernador el 30 de junio, y con el Estatuto Revisado de Arizona 36-787, que no otorga ninguna autoridad a una ciudad, pueblo o condado para implementar mandatos de vacunación. Debido a su consistencia con la ley actual de Arizona, los derechos derivados de la ley bajo estos estatutos se aplican a cualquier acción tomada por un condado, ciudad, pueblo o subdivisión política desde el 30 de junio de 2021.

La Ley de Salarios Justos y Familias Saludables de Arizona establece que se proporcionará tiempo de enfermedad remunerado a los empleados cuando el individuo sea un riesgo para la salud pública de la comunidad. Esto incluye la cuarentena debido a la exposición al COVID-19, ya sea que la persona esté vacunada contra el virus o no.

Inocular a menores

Autoridades médicas lanzan el mensaje de que hay que perderle el miedo a las vacunas, especialmente la de menores de edad y argumentan que estas producen reacciones pero no deterioran la salud.

Exhortaron a no emitir prejuicios ante la vacuna a menores de 12 años ya que los niños de dos meses reciben hoy en día hasta 6 vacunas en una de las estipuladas en su niñez. “Las vacunas no producen daño en la salud, producen reacciones”, señaló Carlos Pérez.

En las últimas semanas se ha registrado la hospitalización de menores por la variante Delta lo que también ha implicado una un rechazo sobre el retorno a clases.

En tanto en Texas, se habla de una disposición donde la policía tiene la autorización de parar detener a personas con rasgos mexicanos y evaluarlos para detectar si tienen la enfermedad.

LA VARIANTE DELTA

“La variante delta es más agresiva y mucho más transmisible que las cepas que circulaban anteriormente”, dijo Rochelle Walensky, directora de los CDC, en una reunión informativa en la Casa Blanca la semana pasada. “Es uno de los virus respiratorios más infecciosos que conocemos y que he visto en mis 20 años de carrera”.

Un documento interno de los CDC, cuya copia obtuvo The New York Times, decía que Delta era tan transmisible como la varicela. Aunque las vacunas siguen proporcionando una fuerte protección contra la enfermedad grave y la muerte, las personas totalmente vacunadas pueden infectarse con esta variante y transmitirla, señalaba la agencia. Teniendo en cuenta estos hechos, decía el documento, era hora de “reconocer que la guerra ha cambiado”.

Posteriormente, estas observaciones han llevado a los CDC a modificar las recomendaciones que había publicado en mayo, según las cuales las personas totalmente vacunadas no necesitaban llevar mascarillas en el interior.

La agencia dice ahora que en los puntos de alto contagio del virus, todas las personas, independientemente de su estado de vacunación, deben llevar cubrebocas en los espacios públicos interiores. La institución también recomendó el uso universal de mascarillas en las escuelas este otoño.

Un documento interno de los CDC, cuya copia obtuvo The New York Times, decía que Delta era tan transmisible como la varicela. Aunque las vacunas siguen proporcionando una fuerte protección contra la enfermedad grave y la muerte, las personas totalmente vacunadas pueden infectarse con esta variante y transmitirla, señalaba la agencia. Teniendo en cuenta estos hechos, decía el documento, era hora de “reconocer que la guerra ha cambiado”.

Posteriormente, estas observaciones han llevado a los CDC a modificar las recomendaciones que había publicado en mayo, según las cuales las personas totalmente vacunadas no necesitaban llevar mascarillas en el interior. La agencia dice ahora que en los puntos de alto contagio del virus, todas las personas, independientemente de su estado de vacunación, deben llevar cubrebocas en los espacios públicos interiores. La institución también recomendó el uso universal de mascarillas en las escuelas este otoño.

Según los CDC, la variante es ahora responsable de más del 80 por ciento de las infecciones en Estados Unidos, en gran parte entre personas no vacunadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *